Blogia
noeliaMrobledillo

HÁBITOS DE LECTURA

Entre los tantos porcentajes que el artículo menciona sobre Hábitos de lectura y Compra de Libros en España 2007 podemos ver diferencias de sexo, edad, demográficas...me llama la atención la gran diferencia existente entre nuestra media con la europea; la  explican por la escolarización obligatoria temprana de éstos respecto a España. Sin ambargo yo creo que influye también el sistema educativo de otros países en el que hay listas de bibliografía infinitas que revisar para cada asignatura, y la forma en la que son dirigidos a la lectura desde los primeros años de escolarización. La primera vez que ví ancianos en los parques leyendo no daba crédito, pero entiendo que influyen los bagajes históricos de cada nación.

No creo que se pueda dar una sóla respuesta para explicar cada fenómeno, pero es cierto que leyendo los artículos se me ocurría que el factor "tiempo" es importantísimo para puntuar en hábitos lectores. De ahí que los niños sean los que más puntuen; los que menos responsabilidades tienen, más curiosidad respecto a un mundo por descubrir y sobre todo, más tiempo que empeñar en ello.

Lamento ver cómo quedan periódicos gratuitos en stock cada día en los stands de las universidades; ni gratis los recogemos, luego dudo que lleguemos a leerlos en profundidad. Yo confieso que no me da tiempo, ni siquiera me da tiempo a leer el dominical y todos sus suplementos a lo largo de la semana.Tengo que repartirlo entre los textos de las asignaturas, lo que me encuentro o busco online, los últimos libros que me han regalado y los que voy leyendo a plazos.

Si hay crisis en el tibet, por ejemplo, empleo en leer sobre el conflicto unas dos horas y sigo con una vaga idea. Habiendo sacrificado el resto de información que me hubiera gustado leer. Por eso cuándo empecé a ojear periódicos gratuitos que hay en los medios de transporte ví cómo se enfocaban a un lector de paso; "Todas las claves sobre qué sucede entre China y Tibet" y en un recuadro de 3x5cm analiza lo que cualquier otro en 10 páginas. Fascinante. Para qué saber más entre Azuqueca y Alcalá.

Ello me lleva a pensar en las ventajas de la televisión; te sientas, escuchas, evitas la reflexión mientras puedes hacer cualquier otra cosa, y te quedas tan satisfecho con el análisis subjetivo del canal de turno.

No hay nada que se pueda igualar a un buen libro, pero es difícil disfrutarlo a la vez que te absorve el stress y fugacidad de la sociedad moderna en la que estamos inmersos. Entiendo que la adolescencia sea un momento crítico de desapego a la lectura, tanto por la dificultad de enganchar a los chavales como de atraerlos a un mundo ficticio cuándo más quieren ver y experimentar el real.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Noelia Robledillo -

No expresé una crítica a los periódicos gratuitos, tienen una función social importante,como servir de fuente de información a quienes no tienen nada más al alcance. Sí quise decir que no se puede reducir la información al antojo de las necesidades de edición, o que si se puede, de hecho se hace. Pero ello corrobora la necesidad de ser críticos y entender que lo que estamos leyendo es sólo una pequeña parte de lo que sucede y que eso no quiere decir que sea una verdad absoluta y entera. Por ello no pienso que haya que leer grandes obras o abarcar demasiado pero sí contrastar y reflexionar sobre la veracidad de lo que nos llega. La lectura a mi modo de ver, es riqueza y herramienta para comprender y crear la realidad. La calidad de la misma influirá por tanto en la construcción de nuestro "mundo".
Al igual que cuando analizamos diferentes publicaciones de un mismo día en clase, creo que debemos entrenarnos y entrenar en filtrar, reflexionar y cuestionar la lectura, ya sea de un periodico gratuito de tren o de un prestigioso diario.

Ana Belén -

Al menos las personas que leen ese artículo entre Alcalá y Azuqueca podrán tener una idea de lo que ocurre en el Tibet... Si no fuera gratuita esa prensa tal vez no tuvieran la oportunidad de leer ni siquiera ese artículo.
¿Es necesario leer grandes obras o todo un periódico para considerar que hemos leído? Tal vez lo importante no es cuanta información nos llega y cuanta de ella no podemos abarcar, sino la que somos capaces de elegir para mantenernos informados (cada persona tiene un interés diferente en qué tipo de información le interesa).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres