Blogia
noeliaMrobledillo

ORIENTAR EN RELACIÓN A LA ENSEÑANZA Y EL APRENDIZAJE DE LA LECTOESCRITURA.

El caso sobre el cuál voy a realizar la actividad de intervención quizá no sea lo que exactamente se pedía en el ejercicio.

Pero al pensar sobre que experiencia podía escribir, me he dado cuenta de que puedo compartir con vosotros una próxima la cuál podéis ayudarme a llevar a cabo:

Participo en el Campus Social de la universidad este verano 2008. Voy a trabajar en Nicaragua, con chavales en riesgo de exclusión social, y dos de los talleres que tengo que impartir son “lectura” y “manualidades”, en el que se quiere fomentar la grafomotricidad y motricidad fina.

Ahora estaba pensando en cómo planificarlos y estaba echando mano de algunas anotaciones del módulo de lecto-escritura, por lo que me ha parecido que puede ser interesante aplicarlo a este caso.

Como podéis imaginar los chavales pertenecen a una clase social y económica de absoluta pobreza, trabajan en un basurero para colaborar con la economía familiar, por lo que no creo que asistan a la escuela formal.Por lo que supongo que no saben leer ni escribir.

Si pretendemos abordar la decodificación y que puedan descifrar y reconocer el sistema simbólico utilizado, he de comprobar que conocen el alfabeto.

Se me ocurre utilizar juegos de presentación como herramientas de la evaluación inicial para saber si conocen las letras, los números, o si son capaces de leer o escribir su nombre.

Estimular la producción del lenguaje es una tarea que se puede abordar a través de cuentos con moraleja, o experiencias que quieran compartir.

Pienso que va a ser difícil que exista comprensión mutua al principio por las diferencias de vocabulario, entonación…sin embargo, me parece muy importante saber desde dónde parten, conocer sus palabras de uso frecuente y entender dónde las contextualizan. Como he dicho, si la lectura se apoya en el lenguaje oral  tengo que estimular la producción del mismo, para partir de su experiencia y acercarme a su zona de desarrollo próximo, tal vez los cuentos sea una buena excusa.

Presentando el alfabeto de forma visual podría ser un primer paso hacía la correspondencia fonema-grafema. He pensado en utilizar manuales como “Micho” para iniciarles en el desarrollo morfológico y las correspondencias a través de las historias que narra.

Canciones que se apoyan en sonidos pueden resultar útiles también, de la misma forma podemos trabajar el dotar a las sonidos de significación.

Las letras y habilidades básicas se me ocurre que puedo trabajarlas en el taller de manualidades, comenzando con el grafismo y la prescritura. Si empezamos a unir puntos de distintos trazos, a subrayarlos y ha elaborarlos por nosotros mismos ,de izquierda a derecha, estaremos trabajando la psicomotricidad y la coordinación oculo-manual.

Más adelante, puede ser una buena idea elaborar letras con diferentes texturas o materiales, por ejemplo de papel de lija, para que las distingan mediante el tacto.

Trabajar los trazos básicos es importante para ayudar a mejorar la psicomotricidad fina.

Una vez se manejen los trazos podemos empezar a trabajar muestras de letras. Más adelante, y si se dieran las circunstancias apropiadas, podríamos abordar la ortografía con pequeños dictados, escritura creativa… El objetivo que se pretendería alcanzar podría especificarse en el acceso a la escuela formal, me parece muy difícil que entiendan la importancia de la escritura funcional en su contexto, pero sí creo que debo mostrarles la utilidad que puede tener saber leer y escribir, para acceder a diferentes oportunidades, por ejemplo reconociendo la asociación de símbolos para seguir con su distinción y manejo en el contexto dónde se mueven.

No sé si quiera si estoy consiguiendo orientar mi propia tarea en relación a la enseñanza de la lecto-escritura. Pero pretendo seguir alimentando estas orientaciones. Y os invito a que me aconsejéis, critiquéis, asesoréis o comentéis lo que queráis. Gracias.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Anónimo -

ok, muchas gracias por la sugerencia. Me crea un poco de incertidumbre no conocer los puntos de partida de los chavales, porque pese a conocer su edad no han estado escolarizados de forma continuada (sin tener en cuenta su contexto), por lo que dificulta un poco la planificación. Durante o después escribiré sobre ello en el blog. saludos!

Ana Belén -

Es estupendo que puedas ver una utilidad práctica a lo que hemos visto en clase. Mucho ánimo con este proyecto!
Yo te animaría a que buscaras en la escuela de Magisterio, por ejemplo, otros materiales más actuales que 'Micho'. Hay otros mucho más atractivos y que además se acercan a la lectura y escritura desde una aproximación más constructivista.
Aunque es muy importante conocer el código, como bien apuntas, es fundamental 'mostrarles la utilidad que puede tener saber leer y escribir'. Seguro que se les ocurren muchos lugares donde se han encontrado con mensajes escritos y les gustaría saber qué dicen.
Es muy importante que tengas en cuenta la edad de los niños/as con los que vas a trabajar.
Ya me contarás a la vuelta qué tal la experiencia.
Un saludo,
Ana Belén
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres