Blogia
noeliaMrobledillo

APEGOS EN LA INFANCIA Y MÁS ADELANTE

ADOPCIÓN HOMOSEXUAL Y APEGO

 Si atiendo a la definición de Bowldy (1973) del apego como “cualquier forma de conducta que tiene como resultado el que una persona obtenga o retenga la proximidad de otro individuo diferenciado y preferido” no se me ocurre ningún argumento en contra de la posibilidad de que una pareja homosexual adopte.Bowldy habla de un vínculo especial entre madre e hijo pese a que no descarta la posibilidad de establecer relaciones de apego con más de una figura. Al hablar de “cuidador primario” o usar la palabra de “individuo” enfatiza el hecho de que pueda existir la posibilidad de que ese vínculo no sea exclusivamente de una figura materna de género femenino, si aceptamos que hay una jerarquía de figuras de apego aceptaremos igualmente que si carecemos de una primera figura materna, su puesto lo ocupe el siguiente en el ranking. Teniendo en cuenta que Ainsworth responde a las diferencias individuales en el apego apoyándose en la influencia de la experiencia personal, de la genética y de la cultura, me reafirmo al creer que una figura materna no tiene por qué ser más idónea que varias figuras paternas homosexuales. No comparto la idea de que el apego tenga un carácter autocumplidor, pienso que estamos continuamente revisando nuestros modelos internos. Aunque en el caso del apego infantil pueda tener una estabilidad en sus primeros años, supongo que podría ser debido a la falta de experiencias que posibiliten la revisión de nuestros matices sociales y emocionales.Morris (1982) y Weiss (1991) exponen que el apego sirve como prototipo o modelo de las relaciones de intimidad adultas, pero como afirma Main et al. (1985) hay tipos particulares de modelos internos (los distintos tipos de apego) que dirigen la memoria, la conducta, los sentimientos, la atención y la cognición. De esta manera puedo entender que forman parte de las actitudes y creencias de las personas, y por tanto de esquemas o constructos que dirigen nuestras vidas. El pensamiento.Que nuestros esquemas permanezcan estables o cambien es algo que depende de múltiples factores, como el dosier señala. Sabiendo que determinadas experiencias pueden dar lugar al pensamiento distorsionado, y éste  puede ser redirigido con terapia cognitiva, de la misma forma podríamos pensar que el apego infantil no tiene por que ser decisorio en el curso vital de un individuo y que existe la posibilidad de reconstruir los esquemas existentes en el caso de que éstos causen perjuicios. Para concluir; no entiendo por qué hay tanta incertidumbre respecto a la adopción homosexual.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres